Bankia contra la Generalitat Valenciana, coge el dinero y corre

El equipo de fútbol de la ciudad de Valencia está en venta y es que después de que la Generalitat saliera al rescate económico de la entidad deportiva, ahora Bankia ejerce su derecho de exigir a la autoridad que ejerza como aval de la Fundación Valencia CF y le reintegre el préstamo de más de 80 millones de euros que hizo a la Fundación, más los intereses.

Es como de película, tú que no puedes llévame a cuestas. No se entiende que un Gobierno regional que no puede ni con sus deudas se haya comprometido a avalar a un Club de Fútbol, porque por mucho que los colores de la camiseta sean los de la ciudad, no es lícito que se rescate a equipos cuando hay familias sufriendo las consecuencias de la crisis. No es menos cierto que Bankia no es la más indicada para reclamar nada a nadie cuando ha necesitado más de 20.000 millones de euros de dinero público para seguir a flote.

Y existe otra situación que nadie entiende, cómo se permite a los clubes de fútbol seguir pagando fichas millonarias cuando sus economías son precarias y deben dinero a la Seguridad Social y a Hacienda. Por cierto que incluso Bruselas ha puesto el foco de atención en el fútbol español.

Con este panorama se llega a este entuerto de avales, firmas, deudas y millones que finalizan con el cartel de “Se Vende”. El Valencia Club de Fútbol podría pasar a manos extranjeras en cuanto Bankia presente su beneplácito a alguna de las cinco ofertas que habría sobre la mesa. El próximo dueño del club ha de hacer frente a una deuda de 305 millones de euros, aunque ya se sabe que podrá obtener una condonación de una parte de esta deuda, en ningún caso de los millones que la Fundación debe a Bankia, 81 en origen más intereses. Uno de los candidatos a ser el dueño del club que ha trascendido es el inversor Peter Lim, según parece quería que la deuda se rebajara en un 35% pero la entidad financiera ya ha expuesto su negativa a tanta rebaja. Se aceptará un descuento pero no alcanzará esa cifra, parece ser.

El millonario es una de las apuestas más fuertes entre los aficionados, es un hombre muy ligado al deporte y conoce bien el fútbol español. Ahora bien, hay cuatro candidatos más que estarán en la lucha por quedarse con el club y por terminar la construcción del nuevo estadio de fútbol de la ciudad. Los valencianos hacen ya bromas al respecto, “el nuevo Mestalla es el primer estadio que se va a deteriorar antes de ser inaugurado”. Las obras se iniciaron en el verano de 2007, y ahí siguen.

A pesar de estos problemas hay grupos interesados en quedarse con la gestión del equipo de fútbol, lo que confirma si es que había alguna duda, que el balompié sigue siendo el deporte rey en este país, que se puede generar mucho dinero con el fútbol y que es foco de interés para inversores y grandes millonarios. Pero hay que poner vallas al campo, no se puede permitir que el fútbol español deba al fisco más de 750 millones de euros, porque si cualquier ciudadano deja a deber 1.000 euros a Hacienda, le embargan cualquier propiedad que tenga. A ellos no. Siempre hubo clases.