Bancos como BBVA, Bankia o Banesto también tienen sus portales inmobiliarios

Uno de ellos es el BBVA que, a través de su portal BBVAvivienda.com, pone a disposición de quién esté interesado las distintas propiedades de las que es titular. Además de la venta y el alquiler, en esta página se puede encontrar información sobre las formas de financiación de la compra, es decir, condiciones de una hipoteca, plazos de devolución e intereses a pagar.

Bankia, siendo una de las entidades rescatadas y cuyos “activos tóxicos” han sido traspasados a la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), popularmente conocido como “banco malo”, ofrece ofertas de venta y alquiler de viviendas y otros inmuebles tanto propios como de la Sareb. Además de acceder a la compra o alquiler de propiedades, Bankia Habitat, la inmobiliaria de la entidad, permite participar en subastas de inmuebles a través de una filial llamada RESER que se dedica a organizar este tipo de actos de compra-venta. La subastas pueden ser una manera diferente de comprar una casa, pero hay que informarse bien de los precios de mercado de edificios de similares características en la zona para evitar pagar sobreprecios, además de ser conscientes de que no es posible conocer el estado de la vivienda antes de pagar por ella.

Además de viviendas, Bankia pone en venta también fincas rústicas y solares. Sus inmuebles suelen hallarse en las provincias de las cuales provenían las cajas que se fusionaron para crear el banco, principalmente Madrid, Comunidad Valenciana, Cataluña, Canarias y Castilla y León.

La web inmobiliaria de Banesto es casaktua.com en la cual no sólo hay ofertas inmobiliarias, sino también un blog con consejos de todo tipo para comprar, renovar o aprovechar mejor las viviendas.

También el grupo Santander cuenta con un portal online inmobiliario: Altamirasantander.com. A través de este portal, se puede acceder a la compra y el alquiler, además de encontrar información sobre el Fondo Social de Viviendas que ofrece la posibilidad de alquilar viviendas propiedad del grupo a personas que hayan sufrido un desahucio por no poder abonar un préstamo hipotecario.

Si bien no es el mejor momento para realizar una inversión en bienes inmobiliarios a corto plazo, pues las perspectivas de que el “ladrillo” se revalorice en el futuro inmediato no son buenas, si es posible encontrar propiedades con precios interesantes. Buscar oportunidades en las inmobiliarias pertenecientes a los bancos es una buena idea, ya que las entidades financieras están intentando deshacerse de este tipo de activos que, salvo en el caso del alquiler, no les generan unos ingresos constantes, sino más bien gastos. Por ello, están vendiendo a precios relativamente bajos u ofreciendo rentas de alquiler asequibles.