Los beneficios de Endesa suben hasta 363 millones

Endesa se ha mostrado proclive a adquirir activos de la portuguesa EDP en la Península Ibérica y los que Viesgo no vendió a Repsol y todavía están bajo su control, según reconoció ayer el consejero delegado del grupo, José Bogas, en una conferencia con analistas. El grupo eléctrico obtuvo un beneficio neto de 363 millones de euros, lo que representa una caída del 2,4% frente al mismo periodo del ejercicio anterior. No obstante, el resultado bruto de explotación (Ebitda) de la energética aumentó un 5,5% y se situó a cierre de marzo en 928 millones.

La compra de activos forma parte de su plan de crecimiento, aunque, según señaló Bogas, cualquier posible operación de compra dependerá del precio y de “la creación de valor para sus accionistas”. Añadió que el grupo está “más interesado” actualmente en activos de distribución y renovables, descartando por completo la compra de ciclos combinados.

El directivo afirmó que la empresa analizará las desinversiones adelantadas por EDP en la última actualización de su plan estratégico, en el que anunció la venta de activos por 2.000 millones en la Península Ibérica, “en busca de potenciales activos de generación”. Al respecto, manifestó que las centrales hidroeléctricas en Portugal de EDP pueden encajar estratégicamente para Endesa, “dado que ya estamos expuestos a este mercado y está integrado con el mercado español”. En la misma tesitura se ecnuentra la compraventa de activos de Viesgo, propiedad del fondo australiano Macquarie y Wren House Infraestructures Management.

Sobre Endesa y la energía eléctrica

Una de las principales caracteristicas de Endesa es su apuesta por la energía eléctrica también se puede convertir en luz. Las primeras luces de arco dependían de una descarga eléctrica a través de un pequeño espacio para calentar el aire hasta el punto donde brilla, el mismo principio que un rayo. Más tarde, se introdujo la bombilla de luz de filamento: esto depende de la corriente que hace que un alambre delgado y enroscado brille al rojo vivo. Las bombillas modernas que ahorran energía pasan una corriente de alto voltaje a través de un gas delgado, lo que provoca que emita luz ultravioleta, que incide en un revestimiento fluorescente para producir luz visible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*