¿Cubren los seguros de vida los casos de suicidio?

Fallecimiento por cualquier causa, invalidez absoluta y permanente, invalidez total y permanente. Todas ellas situaciones que recogen los seguros de vida.

Por supuesto no son situaciones agradables, pero precisamente para eso surgieron los seguros de vida, para permitir a los asegurados y a sus respectivos beneficiarios afrontar con una mayor tranquilidad económica momentos tan delicados. Dentro del caso de fallecimiento existe un supuesto aún más delicado si cabe. El suicidio. Una decisión extrema que toman determinadas personas y que les lleva a poner fin a sus vidas.

Existe cierta controversia acerca de cómo tratan los seguros de vida los caso de suicidio. Habitualmente las pólizas de vida cubren el fallecimiento por cualquier causa, ya sea esta causada por una enfermedad o por un accidente. Cierto es que los capitales serán mayores si el fallecimiento se produce a causa de un accidente. El capital inicialmente asegurado puede llegar a triplicarse en los casos de fallecimiento a causa de un accidente de circulación.

Pero, ¿qué ocurre con los suicidios? ¿Cómo contemplan estas situaciones los seguros de vida? No podemos dar una respuesta rotunda. Depende de cada compañía aseguradora. Los condicionados de los seguros de vida definen el suicidio o el intento de suicidio como la muerte causada de forma consciente y voluntaria por el propio asegurado. Es cierto que, en líneas generales las aseguradoras no cubren los fallecimientos por suicidio. Realmente no es una cobertura que demandemos cuando contratamos el seguro de vida. Pese a las dificultades que nos podemos encontrar en nuestras relaciones personales, sociales y laborales no se trata de una opción que contemplamos en un futuro más o menos próximo.

Pese a todo podemos encontrar en el mercado pólizas de seguros sí cubren los casos de fallecimiento por suicidio. En estos casos las aseguradoras incluyen una especie de periodo de carencia que puede oscilar entre uno y dos años. Esto significa que si el suicidio ocurre, por ejemplo, a partir del tercer año y el asegurado está al corriente en el pago de sus primas, el seguro indemnizará a los beneficiarios con el capital inicialmente suscrito en la cobertura de fallecimiento por cualquier causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*