Smart TV: el futuro de la televisión

Estamos ante la nueva era tecnológica, el mundo digital está invadiendo prácticamente todos los sectores que convergen en el mercado. Con respecto al sector de los televisores, la Smart TV se presenta como el futuro de la televisión a nivel mundial, dentro de una nueva generación de receptores de imagen y sonido.

Los principales fabricantes de televisores han acuñado el término de Smart TV para hacer referencia a los receptores que incluyen una conexión a Internet, ya sea a través de una Ethernet o de una red WIFI. Su uso está cada día más relacionado con los actuales smartphones o tablets que se comercializan en el mercado y que se han convertido en todo un éxito de ventas gracias a su fuerte demanda.

Al igual que los smartphones, estas televisiones consideradas inteligentes incluyen su propio sistema operativo, así como un procesador y un software como si de un pc tradicional se tratase. El usuario que disponga de una Smart TV puede acceder a multitud de aplicaciones creadas exclusivamente para este modelo de televisor.

A través de estas televisiones inteligentes, los usuarios pueden navegar por la red y acceder al correo electrónico y a los diferentes canales sociales como Facebook o Twitter, para compartir determinados contenidos a través del mando del televisor. Además, las Smart TV reproducen en alta definición todos los formatos de audio y vídeo lo que permite visionar películas y fotografías, y también escuchar música.

Estos televisores ofrecen la posibilidad de ser controladas mediante reconocimiento de voz y disponen del famoso servicio cloud, conocido popularmente como la “nube”. Gracias a esta prestación, los usuarios pueden crear y almacenar carpetas con diferentes contenidos, como si de un ordenador se tratase, dentro de la memoria del televisor.

Normalmente este tipo de televisores ofrecen un margen más alto en cuanto a resolución de pantalla, que suele ir desde las 32 a las 84 pulgadas, lo que permite adaptarse a las necesidades de cada usuario. La mayoría de estos televisores ya pertenecen a la generación 4.0.

Gracias al panel IPS (empleado en fotografía profesional) que poseen para aportar una excelente calidad de imagen en cuanto a contraste y brillo, estos televisores pueden colocarse en cualquier rincón ya que siempre van a ofrecer un excelente ángulo de visión.

Según el estudio llevado a cabo por la compañía GfK, el 35% de los hogares en España terminarán el 2013 con una Smart TV en el salón de sus casas. El informe avanza que el año se cerrará con más de 19 millones de unidades vendidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *